El autocuidado en las rutinas de belleza

Cuando reflexiono sobre el empoderamiento femenino y en las acrobacias que hacemospara equilibrar todos los roles que asumimos, pienso en ti. Y te visualizo como una mujer que se ilusiona y juega sus cartas de la mejor manera para integrar todo aquello que le da coherencia: familia, amigos, trabajo y salud, pero ¿qué hay del autocuidado?

El autocuidado es vivir en coherencia contigo misma, a través de los mensajes que te das,  siendo asertiva y estableciendo límites, cuidando tu salud y apariencia e identificando tus pensamientos y emociones, para esto último, el Mindfulness o atención plena es LA HERRAMIENTA.

Puedes empezar con pequeñas acciones que hacemos de forma mecánica, porque tenemos un run-run en la mente que no cesa de hablar y programar. Comer, ducharnos o la rutina de belleza son una forma de comenzar. Utiliza productos sensoriales en los que concentrarte para percibir su aroma y textura ¿cómo es, cremosa u oleosa? ¿a qué huele? descríbelo, adivínalo. Hazte un masaje facial, dedica esos minutos a explorar tu rostro, observa cómo tu piel se enrojece porque el flujo sanguíneo está reactivándose. Visualiza tu sistema linfático como un precioso enjambre de micro-tuberías por donde fluye la linfa e imagínala brillante, siente cómo todo en tu cuerpo sigue el orden perfecto, como eres tu.

Los Healing Heart Facial de Ilá, a parte de una preciosidad, son de cuarzo rosa,  un mineral muy utilizado en cosmética por sus propiedades antiinflamatorias y exfoliantes y capaz de transformar emociones derivadas del estrés y la ansiedad.

• Cuando sientas los ojos inflamados o sobrecargados por el ordenador, cúbrelos con ellos.

• Si padeces rosácea, irritación o hinchazón, deja los cristales en el frigorífico y utilízalos en frío.

• Si tu sistema linfático es lento en la eliminación de toxinas, estimúlalo colocando los cuarzos en agua caliente y masajéate, esto dilatará los vasos sanguíneos y la linfa fluirá con más facilidad.

Colócatelos en esas zonas donde sientas tensión: el centro del pecho, el entrecejo, etc. cierra los ojos y visualiza como su color rosa se hace más y más intenso y caliente, y visualiza cómo están aliviando la parte donde sientes incomodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =