TU MÁSCARA DE PESTAÑAS SIEMPRE A PUNTO

¿ La máscara de pestañas te dura lo que canta un gallo ? Porque a mi también me pasa y me dura en condiciones un suspiro! No hay cosa más desagradable que aplicarla reseca y con grumos.

Siendo uno de los productos fetiche y del que no prescindimos porque con un sencillo gesto la mirada cambia y el look es otra cosa. Yo no salgo de casa sin un toque en las pestañas y en los labios, debe de ser la edad! Así que vamos con unos sencillos tips para mantener en perfecto estado un producto esencial para toda mujer e incluso de algún hombre 🙂

Es muy importante que tras cada aplicación nos aseguremos de cerrar bien el envase para evitar que entre aire y reseque el líquido. También debemos evitar la acción de meter y sacar, meter y sacar el cepillo del envase cual locas porque lo único que hacemos es introducir aire en el interior lo que provocará también sequedad. Lo ideal es girarlo suavemente a la hora de sacarlo e introducirlo de nuevo intentando que se introduzca en menor cantidad el aire.

Si notas que tu máscara de pestañas ya está un poco reseca, puedes probar y añadir una gota de aceite facial para añadir un elemento graso en la mezcla lo que hará que se vuelva un poco más líquida y puedas utilizar tu producto favorito por más tiempo, pero si que es cierto que queda bastante fluído. Así que lo mejor para estos casos es añadir unas gotas de colirio o suero fisiológico.

La duración media de este cosmético es de 3 a 4 meses que en realidad pasan volando y seguro que no te ha dado tiempo a agotarlo.

¿ Has probado alguno de estos trucos para salvar tu máscara de pestañas ? ? ¿ Compartes con nosotros alguno que hayas puesto en práctica y te haya funcionado ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × 4 =