MASCARILLAS, ESE NUEVO OBJETO DE DESEO

Cada vez doy más importancia al uso de mascarillas, confieso que me he vuelto un poco fanática y que las uso prácticamente a diario. En este momento atesoro abiertas un montón de ellas, una para cada cosa y es que me encanta el ritual de aplicación, sentir como van funcionando y al final ver el resultado instantáneo.

Ya no hay excusa para regalarte entre 10 y 20 minutos al día para aplicártela y cualquier momento es bueno. Mientras estás frente al ordenador, estudias, lees, haces la cena, incluso usarlas en pareja puede resultar muy divertido ( yo lo hago y hay fotos del delito, pero no me permiten publicarlas )

La piel tiene distintas necesidades dependiendo de la época del año y del estado de nuestro rostro. Por ello cada día puedes aportar nutrientes y activos para alimentarla y conseguir así una tez preciosa. Detoxifica, equilibra, nutre, aporta luminosidad, brillo..

La gran mayoría de las mascarillas ya están preparadas par aplicarlas directamente sobre la piel aunque últimamente está muy de moda adquirir el producto en bruto con formato en polvos para realizar tus propias dosis al momento bien mezclándolas con agua, hidrolatos o aceites.

No olvides aplicarlas sobre la piel bien limpia y lo ideal sería que estuviera recién exfoliada para que los poros estén perfectamente limpios y preparados para recibir todo lo buenos q nos aportan este tipo de productos.

Así que ya sabes, tener una piel bonita y cuidada es fruto de mimos, rutinas y por su puesto, invertir en buenos productos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *